Tabla de contenido de texto

INTRODUCCIÓN.. 2

Origen e historia. 2

Importancia económica. 3

Descripción botánica de Capsicum annuum.. 4

Sistema radical 4

Tallo principal 5

Hojas. 5

Flor. 6

Fruto. 6

Semilla. 7

Exigencias ambientales en cultivo de Capsicum annuum.. 7

Clima. 7

Temperatura. 7

Humedad. 8

Luz. 8

Suelo. 8

El pH.. 8

Labores de cultivo. 9

Riego. 9

Control de plagas y enfermedades. 9

Plagas. 9

 

 

 

 

Tabla de contenido de cuadros

 

 

Cuadro 1. Producción de capsicum annum L. en el mundo  (INIFAP, 2004). 3

Cuadro 2. Plagas los insecticidas autorizados para su combate  (Morales, 2013). 10

 

 

 

Tabla de contenido de imágenes

Fig. 1 Capsicum annuum.. 4

Fig. 2. Representación botánica de una planta de Capsicum annuum.. 5

Fig. 3 sistema radical            5

Fig.4 Tallo principal de jalapeño. 5

Fig.5 hojas de Capsicum annuum.. 6

Fig. 6 flor de Capsicum annuum.. 7

Fig. 7 fruto Capsicum annuum.. 7

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

El cultivo del chile se ubica de entre las siete hortalizas más cultivadas en el mundo con una producción mundial estimada en 24 millones de toneladas Después de China, México es el segundo productor en el mundo con una producción de 2.33 millones de toneladas. El cultivo de chile (Capsicum spp), junto con la calabacita, el maíz y el frijol constituyen un sistema de producción que ha sido la base de la alimentación en Mesoamérica

 

 

En Veracruz son tres las variedades que se cultivan en mayor proporción; jalapeño, serrano y de árbol, representando una tradición de identidad cultura.

La especie de (Capsicum annuum) es de gran importancia comercial y es cultivado para su consumo en fresco, seco y en productos procesados

 

 

Los suelos contienen todos los elementos esenciales que la planta requiere para su desarrollo y reproducción; sin embargo, en la mayoría de los casos, no en las cantidades suficientes para obtener rendimientos altos y de buena calidad, por lo que es indispensable agregar los nutrimentos por medio de fertilizantes. El uso de los fertilizantes y del ciclaje de nutrimentos permite incrementos económicamente redituables en la productividad. La fertilización química tiene una eficiencia limitada en la producción agrícola ya que los cultivos solo absorben entre 10 y 50% del fertilizante aplicado. Los cultivos no pueden recuperar todo el fertilizante que se le aplica al suelo, ya que este se pierde por diferentes procesos físicos, químicos y biológicos, por lo tanto para incrementar el rendimiento los fertilizantes se tienen que utilizar racional y eficientemente 

 

 

La fertilización del chile jalapeño juega un papel muy importante requiere que el productor haga uso óptimo del cultivo, que proporcione los nutrimentos necesarios para obtener altos rendimientos y buena calidad que cumpla con los requisitos que exige el mercado (Macías et al., 2012). Por lo que en el presente trabajo de investigación se evaluaron tres dosis de fertilización (NPK) bajo condiciones de invernadero y empleando un sustrato específico en el cultivo de Capsicum annuum L. (Aguilar, 2005)

 

 

 

Origen e historia

El origen del chile jalapeño (Capsicum spp) se señala entre Perú y Bolivia, y se le domestico por primera vez en México. El ají fue llevado de América, Europa, Asia y África por los conquistadores españoles y portugueses y se convirtió en un cultivo de consumo mundial. 

 

 

El cultivo del chile jalapeño o ají se deriva de la palabra “chile” de náhuatl chili. Se le da el nombre de chile jalapeño porque se dice que antiguamente se cultivaba en Jalapa Veracruz y se comercializaba a otras partes. También se llama chile cuaresmeño porque solo se encontraba durante la época de cuaresma. Cuando este llegaba a su estado de maduración toma un color rojo intenso y ahumado se convierte en chile chipotle, que en sus versiones secas es de los más importantes.

 

 

Desde tiempos prehispánicos, en la dieta de los pueblos asentados en Mesoamérica ha estado presente el chile (de náhuatl chilli). Algunos rastros arqueológicos en las cuevas de Tehuacán, Puebla (fase riego 7,000 a 5,000 años AC) Ocampo, Tamaulipas (fase Infiernillo 7,000 a 5,000 años AC) y cueva de Naquitz de Oaxaca (Niveles inferiores de 8,700 a 6,000 años AC.) indican que su cultivo es anterior al jitomate y maíz.

 

 

México es considerado el centro de origen del ají, la especie domesticada por los mesoamericanos, permitiendo con ello la expansión de este en sus diversas variedades. El Capsicum annuum es un ingrediente fundamental de la dieta del pueblo es originario de Mesoamérica y considerado por algunos el primer cultivo domesticado en el continente americano. La fusión de la cultura indígena y europea, contribuyo ampliamente en la diversificación de platillos preparados con esta hortaliza y actualmente, es la base o conocimiento de diversas recetas de la cocina mexicana y de algunas extranjeras. Su consumo se remota hasta los tiempos de la cultura azteca, existiendo además una gran gama de variedades de ajíes: desde las dulces hasta las más picantes, todas de diversos sabores, tamaños y colores. A su 4 vez estos se utilizan frescos, secos o preparados, bajo un gran abanico de variantes regionales (Aguilar, 2005)

 

 

 

Importancia económica

La producción de Capsicum annuum L. En el mundo se extiende a varios países, pero solo en siete de ellos, (Cuadro 1) de distintos continentes, se concentra la mayoría de la producción. Destacando en primer lugar China como principal productor concentrado hasta del 50% del total mundial, y en segundo lugar se encuentra México (Guerra, 2010)

 

 

Cuadro 1. Producción de capsicum annum L. en el mundo  (INIFAP, 2004)

 

La importancia del cultivo de chile (Capsicum annuum L.) en México surge desde las culturas prehispánicas junto con la calabaza, maíz y el frijol; estos alimentos constituyeron la base de la alimentación del México antiguo. En la actualidad el cultivo del chile tiene una gran importancia económica debido a la superficie sembrada, y a la producción anual, al número de empleos que genera y a su presencia en el comercio internacional.

 

En el año 2012, la superficie sembrada fue de 148,758.88 ha, con una producción de 2’335,560.31 t y un rendimiento promedio de 16.22 t/ha

 

 

Descripción botánica de Capsicum annuum

 

El chile jalapeño (Capsicum annuum), se caracteriza por ser una planta anual en las zonas templadas y perennes en las tropicales, tiene tallos erectos leñosos, herbáceos y ramificaos de color verde obscuro

 

 

Fig. 1 Capsicum annuum

 

 

 

 

 

Forma normalmente un arbusto de hasta 1.5 m de altura (Figura 1); algunas variedades alcanzan tamaños superiores. Las flores son blancas o verdosas en la mayoría de las variedades, salvo en el C. pubescens, en que tiene un color violáceo. Sus hojas son grandes, verde obscuras de 10 y 15 cm de largo y ancho, 7 respectivamente. Tiene raíz pivotante y un sistema radical que varía de 1m hasta 2.3 m de acuerdo al tipo de suelo, sanidad y vigor de las planta (Macías, 2012)

 

 

 

 

 

Fig. 2. Representación botánica de una planta de Capsicum annuum

 

 

 

 

 

 

 

 

Sistema radical

 

El sistema radical se presenta en forma pivotante y profundo (dependiendo de la profundidad y textura del suelo), con numerosas raíces adventicias (Figura 2) que horizontalmente pueden alcanzar una longitud comprendida entre 50 centímetros y 1 metro

 

 

   Fig. 3 sistema radical                        b

 

 

 

Tallo principal                          

 

El tallo es de crecimiento limitado y erecto, a partir de cierta altura emite de 2 a 3 ramificaciones, y continua ramificándose de forma dicotómica hasta el final de su ciclo, con un porte que en término medio puede variar entre 0.5 y 1.5 m (Figura 4). Cuando la planta adquiere cierta edad los tallos se lignifican ligeramente.

 

 

 

 

 

 

 

Fig.4 Tallo principal de jalapeño

 

 

 

Hojas

Las hojas se caracterizan por ser enteras, lampiñas y lanceoladas, con un ápice muy pronunciado (acuminado) y un peciolo largo y poco aparente (Figura 5). El haz es liso y suave al tacto, la nervadura principal parte de la base de la hoja como una prolongación de peciolo, del mismo modo que las nervaduras secundarias que son pronunciadas y llegan casi al borde de la hoja. La inserción de las hojas en el tallo tiene lugar de forma alterna y su tamaño es variable en función de la variedad, extendiendo cierta correlación entre el tamaño de la hoja adulta y el paso medio del fruto

 

Fig.5 hojas de Capsicum annuum

 

Flor

Las flores aparecen solitarias en cada nudo del tallo, con inserción en las axilas de las hojas, son pequeñas y constan de una corola blanca (Figura 6). La polinización es autógama, aunque puede presentarse un porcentaje de alogamia que no supera el 10%.

El cáliz de una solo pieza, está formado por sépalos verdes qué persisten y se endurecen hasta madurar el fruto. La corola es usualmente blanca lechosa, con la base de los pétalos formando un tubo muy corto. La fecundación de estas flores depende de la marcha estacional, por ello a temperaturas inferiores a 12 °C o superiores a 35 °C el grano de polen no germina. Si la fecundación de las flores no se realiza, estas se desecan y caen.

Fig. 6 flor de Capsicum annuum

 

 

Fruto

El fruto técnicamente una baya que varía en coloración y tamaño de acuerdo a la variedad; puede ser cúbico, cónico o esférico (Figura 7), de interior hueco, está dividido en dos o cuatro costillas verticales interiores que portan las semillas, de color amarillo pálido salvo en C. pubescens, que las presenta negras. Sin embargo, la mayor cantidad de semillas se aloja en la parte superior, junto al tallo. La carnosidad del ají también varía según la especie.

 

 

El sabor de algunos de sus cultivares se debe a la presencia de un alcaloide llamado capsicina. La concentración de este alcaloide es mayor en la placenta, menor en la pulpa y casi no se encuentra en las semillas y la piel

 

 

 

Fig. 7 fruto Capsicum annuum

 

 

 

Semilla

Las semillas del chile son subpereniformes, mayores que las del tomate comprimidas y endospermáticas, con el embrión rollizo y periférico son lisas sin brillo y de color blanco amarillento, su poder germinativo va de 95 al 98% y se mantiene durante 4 o 5 años si las condiciones de conservación son favorables.

 

Las semillas se encuentran insertas en una placenta cónica de disposición central. Son redondeadas, ligeramente pereniformes, de color amarillo pálido y longitud variable entre 3 y 5 centímetros.

 

 

Exigencias ambientales en cultivo de Capsicum annuum

 

Clima

El manejo racional de los factores climáticos de forma conjunta es fundamental para el funcionamiento adecuado del cultivo, ya que todos se encuentran estrechamente relacionados y la actuación sobre uno de estos incide sobre el resto.

 

El cultivo del ají se desarrolla favorablemente en climas tropicales y semitropicales. Sus requerimientos en temperatura son fluctuantes.

 

El cultivo de C. annuum se adapta a los diversos climas y tipos de suelo del país. Las características vegetativas son también muy variables. Su cultivo va desde cerca del nivel del mar, hasta los 2500 msnm, abarcando diferentes regiones del país, razón por la cual se encuentra chile en el mercado todo el año. Asimismo, su consumo es muy generalizado en fresco e industrializado en diversas modalidades

 

 

Temperatura

 

En relación con el tomate, el pimiento es más exigente en condiciones agroclimáticas, aunque algunos tipos de fruto son muy rústicos y se adaptan a condiciones más extremas. Las temperaturas inferiores a 15 °C retrasan o bloquean el desarrollo, siendo las temperaturas diurnas optimas entre 23-25 °C y las nocturnas entre 18-20 °C, con un diferencial térmico día-noche entre 5-8 °C., las altas temperaturas, especialmente asociadas a humedad relativa baja, conduce a la caída de flores y frutos recién cuajados. La planta tolera temperaturas de más de 40 °C, por debajo de 15 °C, la planta retrasa su crecimiento, pudiendo sufrir daños con temperaturas inferiores a los 0 °C. La semilla no germina por debajo de 13 °C ni por encima de 37 °C, consiguiéndose el máximo porcentaje de germinación entre 20 y 30 °C. Es muy importante que durante el periodo de germinación y desarrollo de las plántulas la temperatura no baje de 18 °C, pues este hecho influencia en la futura producción, ya que los primeros frutos se configuran durante la etapa de semillero en el interior de la planta

 

La temperatura para el amarre de frutos de chile en periodos cortos de crecimiento (2.5 a 3.5 meses) es de 15.5 a 20.5 °C y para periodos de 5 meses es de 8.5°C., a temperatura ambiente de 20 a 30 °C; la viabilidad del polen no va más allá de 1-2 días dependiendo de la humedad relativa y genotipo (Guerra, 2010).

 

Las bajas temperaturas también inducen la formación de frutos de menor tamaño, que pueden presentar deformaciones, y favorecen la formación de frutos partenocárpicos. Las altas temperaturas provocan la caída de flores y frutitos.

 

Humedad

 

La humedad relativa óptima oscila entre el 50% y el 70%. Humedades relativas muy elevadas favorecen el desarrollo de enfermedades aéreas y dificultan la fecundación. La coincidencia de altas temperaturas y baja humedad relativa puede ocasionar la caída de flores y de frutos recién cuajados. Durante las primeras fases de desarrollo precisa y tolera una humedad relativa más elevada que en fases posteriores.

Luz

 

 

El chile es exigente en luminosidad durante todo su ciclo vegetativo, especialmente en la floración, ya que esta se ve reducida y las flores son más débiles en situaciones de escasa luminosidad. La falta de luz provoca un cierto ahilamiento de la planta, con alargamiento de los entrenudos y de los tallos, que quedaran débiles y no podrán soportar el peso de una cosecha abundante de frutos

Suelo

 

 

Los suelos más adecuados para el cultivo del pimiento son los franco-arenosos, profundos, ricos, con un contenido en materia orgánica del 3-4% y principalmente bien drenados.

 

El pH

 

Los valores de pH óptimos oscilan entre 6.5 y 7 aunque puede resistir ciertas condiciones de acidez (hasta un pH de 5,5); en suelos enarenados puede cultivarse con valores de pH próximos a 8. En cuanto al agua de riego el pH Óptimo es de 5.5 a 7. Es una especie de moderada tolerancia a la salinidad tanto del suelo como del agua de riego, aunque en menor medida que el tomate. (Puertos, 2011)

 

 

 

 

 

 

Labores de cultivo

 

Es necesario realizar las labores de aporque y deshierbes con el fin de eliminar maleza, aflojar la tierra, dar mayor soporte a la planta al cubrir las raíces superficiales y favorecer el desarrollo de raíces secundarias. Se debe evitar la competencia de las malas hierbas durante los primeros 75 días, lo cual se consigue con uno o dos cultivos mecánicos y azadonéos periódicos. El control de la maleza se puede realizar químicamente con Trifluralina en dosis de 720 g 1/ha, el cual se debe aplicar antes de que salgan las malas hierbas y regar después de la aplicación 

 

Riego

 

La cantidad de riego que se aplica al cultivo depende de la temperatura, de la frecuencia de vientos, textura de suelos, regularidad de las lluvias y la variedad usada. El riego debe ser cada 10 a 20 días, con una lámina ligera o mediana para evitar problemas con excesos de humedad; por lo que se deben seleccionar terrenos con pendiente uniforme, así como longitudes de surcos no mayores de 100m

 

 

Control de plagas y enfermedades

Plagas

 

Las principales plagas que se presentan en chile serrano son mosquita blanca Bemisia tabaci, Gennadius y Bemisia argentifolii Bellows y Perring, minador de la hoja Liriomyza spp, ácaro blanco Polyphagotarso nemuslatus. Banks, pulgón Myzus persicae Sulzer y barrenillo del chile Anthonomus eugenii Cano, aunque también se observan diabróticas, grillos, araña roja y algunas larvas defoliadoras y trozadores. Los productos para su control, dosis de aplicación se detallan en el cuadro 2

 

Cuadro 2. Plagas los insecticidas autorizados para su combate  (Morales, 2013)

 

Fichas bibliográficas

 

Aguilar, A. (2005). Agricultura técnica en México.

Guerra, Z. (2010). Producción de plantas de chile Manzano (Capsicum pubescens R y P) en diferentes sustratos. gualajara .

INIFAP. (2004). Tecnología de producción de cultivo de chile Serrano en la Huasteca de San Luis Potosí.

Macías, D. (2012). Respuesta de la aplicación de estiércol y fertilizantes sobre el rendimiento y calidad del chile jalapeño.

Morales, R. (2013). Efecto de tres diferentes dosis de fertilización foliar de fertiamin plus (silicio), en cultivo de chile serrano (Capsicum annuum), bajo condiciones de invernadero.

Puertos, T. (2011). Evaluación de diferentes dosis de fertilizantes compuestos (N, P, K) en el cultivo de chile Jalapeño J- 7 (Capsicum annum L) en la región de Amatlán de los Reyes Ver.